La Casa de Hermandad es un edificio anexo a la iglesia, situado en la calle de Jesús c/v calle del Peso, por donde se accede. 

Ésta es una iniciativa bella y casi única en esta ciudad donde las cofradías de Semana Santa cuentan con una escasa presencia urbana. Como tal había sido construida en 1885 sobre otra anteriormente demolida. En realidad, la antigua casa de Hermandad fue edificada en 1734 por el maestro José Fernández pero con los planos de Ignacio de Prado. Y todavía tenemos que decir que los primitivos cabildos –a finales del siglo XVII- se celebraban en un sobrado que existía encima de la sacristía y de la casa del capellán.

Con la apertura de esta Casa de Hermandad, en el año 2004, se posibilita dar a conocer ese otro patrimonio de la cofradía, menos valorado que las grandes tallas que pueblan sus retablos, además de encontrar una adecuada ubicación para su archivo histórico, convenientemente catalogado. En la primera planta, junto a una “Sala de Museo” –que cumple también funciones capitulares-, se encuentra la “Sala del Tesoro”, donde se exponen cálices, destacados objetos litúrgicos, además de ciertos documentos manuscritos de gran relevancia en la historia de la cofradía. En la segunda planta se ubican los espacios propios para el gobierno y administración de esta institución, además de un lugar para el trabajo de investigadores y una sala donde los cofrades pueden reunirse cualquier día del año.

Javier Burrieza Sánchez. Historiador.

Los tesoros de las cofradías. Publicado por El Mundo (pág. 26).