-Ntro. Padre Jesús NazarenoJ_Nazareno1

Resulta complicado enunciar una cronología y autoría aceptada para esta imagen de devoción. 

El primer titular de la cofradía pudo ser el actual “Nazareno” del paso “Camino del Calvario” que alumbra la Cofradía del S anto Cristo del Despojo., vinculado en su cabeza y sus manos a Pedro de la Cuadra hacia 1600, aunque el cuerpo pudo ser realizado poste riormente en 1620. La hipótesis es que este escultor tallase en madera las partes vitales, para una imagen de vestir, en los primeros momentos de la cofradía y que, tras la generalización de los pasos en madera, fuesen encajadas en un cuerpo realizado por un discípulo de Gregorio Fernández. Pero cuando esta cofradía buscó su independencia del convento de San Agustín, en el cual había nacido, y tuvieron que entregar sus imágenes procesionales a los frailes, fue menester encargar una nueva talla del “Nazareno” en 1676 siguiendo el modelo del anterior, que es ésta que contemplamos.

Aparece, pues, Cristo con la cruz a cuestas, camino del Calvario, derribado por el peso de la misma, con unas rodilla en tierra y con el brazo y la mano que desean apaciguar la caída. La autoría de esta talla se encuentra actualmente relacionada con los Rozas aunque tampoco se ha descartado a Juan Antonio de la Peña, hipótesis muy valorada pues en aquellos años este cofrade-escultor había realizado algunas importantes tallas. Sabemos que ésta del Nazareno salía vestida en los primeros años del siglo XVIII con una túnica morada, costumbre que continuó hasta hace ochenta años. La túnica de madera contiene pliegues muy quebrados, con estofado realizado en el año 1927 por Mariano García Maestro.

 

Javier Burrieza Sánchez. Historiador.

Todos los pasos, todas las pasiones. Publicado por El Mundo (pág. 28).

 

La Cruz procesional del Señor es obra de Martín Veites de 1812, realizada a partir del marco de un cuadro del Ayuntamiento de Valladolid. Tiene unas dimensiones de 3 x 2 m. y está elaborada en madera de nogal lacada en negro. Tiene filetes de plata. Las cantoneras son de plata y tienen labrados motivos de la Pasión de Cristo.


-Santísimo Cristo de la Agonía

Agonia1La exigencia de la escena es que fuese un Cristo vivo, a punto de morir, destinado por la cofradía al llamado “paso grande” de la Crucifixión. Eran  aquellos momentos conflictivos para los cofrades que intentaban desvincularse de los frailes agustinos, en cuyo convento había nacido la cofradía. Religiosos que, por vía judicial, obligaron a reproducir algunas de las principales tallas de sus pasos procesionales, al considerar que las originales eran de su propiedad.

Juan Antonio de la Peña es considerado entre los más destacados escultores del último tercio del siglo XVII, siguiendo la estela de lo realizado principalmente por Gregorio Fernández. También era gallego de nacimiento, procedente del obispado de Mondoñedo. Venía trabajando en distintas obras relacionadas con los colegios de jesuitas, en el polémico relicario de Villagarcía o en alguno de los retablos del Colegio de Ingleses. Para éste “de la Agonía” siguió el modelo fernandino que podemos hoy contemplar en el paso “Sed Tengo” –la desamortización y el Museo reunió a las antiguas tallas que componían la escena hasta el pleito con los agustinos-.

Uno de los elementos magistrales fue la realización de la cabeza, cuyo gesto es de resignación ante el padecimiento. Antes de su presencia actual, en solitario, en las procesiones de su cofradía, acompañó una serie de años a la Dolorosa de la Vera Cruz en una escena que se titulaba “María al pie de la Cruz”, siguiendo lo que habían establecidos distintos grabados en los siglos XVIII y XIX. La imagen data del año 1684.

Javier Burrieza Sánchez. Historiador.

Todos los pasos, todas las pasiones. Publicado por El Mundo (pág. 56).


-Santo Cristo del Despojo

DespojoRealizada en el año 1801 por el imaginero Claudio Cortijo, se encargó para formar parte del paso de “El Despojo” tras la desaparición de la imagen original en el incendio que afectó al retablo de dicha imagen en el año 1799.

El Santo Cristo del Despojo es una figura de Jesús, que se ofrece desnudo, de pie y en actitud inclinada. Con los brazos tendidos al frente, con los codos y las rodillas ensangrentados por las tres caídas sufridas durante su camino hacia el Calvario, la espalda, cubierta de heridas cuya sangre parece auténtica, es perfecta y pueden notarse en ella las huellas de los cordeles con que fue golpeada. Todavía se conserva en su cuello la cuerda con la que tiraban de Él después de cada caída. El paño de pureza movido por el viento y la luz de la divinidad, apareciendo en tres haces sobre su cabeza, constituyen los únicos adornos de esta sagrada imagen.

José Delfín Val y Francisco Cantalapiedra.

Semana Santa en Valladolid. Pasos-cofradías-imagineros (págs. 70-71).


-Santísima Virgen de la Soledad y Sacro Monte Calvario

SoledadDel año 1706 es la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, de bastidor, que en 11 de febrero de 1706 ofrecieron poner por devoción en el cuerpo de la iglesia, tal vez con sólo una mesa de altar, los cofrades Antonio de Jesús y José Rodríguez.

Ésta imagen fue en seguida objeto de devoción especial, agrupándose algunos cofrades en hermandad que inmediatamente logró grandes gracias espirituales, tales como determinadas indulgencias plenarias concedidas por el Pontífice Inocencio XIII en 1723 y la concesión de altar privilegiado un día semanal, el sábado, aplicable a las ánimas de los hermanos y hermanas difuntos, por Su Santidad Pío VI en 1780.

Filemón Arribas Arranz.

La cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Valladolid (pág. 91).