Tras la restauración llevada a cabo en el año 2005 en el presbiterio de la iglesia, se habilitó un pequeño espacio tras el retablo principal, bajo la Sagrada Imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno para que sirviese de columbario donde pudiesen reposar las cenizas de aquellos cofrades que así lo soliciten.

Así pues, los hermanos cofrades de Ntro. Padre Jesús Nazareno podrán descansar eternamente a los pies de su titular.

Columbario